m

Para el día de la madre hice unas galletitas mangueadas que siempre tienen mucho éxito y que a muchos comensales transportan a la infancia.

Cuando busqué recetas para hacerlas, encontré algunas que tenían mayor proporción de mantequilla y otras que no tenían huevos e incorporaban maizena. Esta receta es del blog “La receta de la felicidad”, que desgraciadamente y de forma misteriosa, ya no está en línea. Pueden buscar otras recetas similares como “pastas rizadas” o “viennese biscuits”.

 

 

Antes de que se lancen a probar esta receta, algunas consideraciones. Es muy, pero muy importante que la mantequilla esté blanda, no derretida, pero suave. También los huevos deben estar a temperatura ambiente. Para formar las galletas yo uso una manga de repostería de tela plastificada que es muy resistente, de hecho la compré para hacer estas galletas, por fuera es de tela y por dentro de plástico. La boquilla es de estrella de 1 cm de apertura.

No se extrañen si le cuesta formar las galletas, la masa no sale facilmente. Hay que tener fuerza en las manos. Hice una versión con menos harina pero no me gustó como quedaron así que les comparto la receta original.

 

Para decorarlas se puede usar cobertura de chocolate o glasé, también pueden rellenarse con mermelada o manjar. Esa parte queda a la imaginación y a lo que tengan en la casa.

 

Galletas finas
 
Receta basada en las pastas rizadas del blog "La receta de la felicidad"
Autor:
Categoría: Repostería
Cocina: Tradicional
Ingredientes
  • 250 g. mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g. azúcar flor o impalpable
  • 2 huevos
  • 1 cdta. extracto de vainilla
  • 350 g. harina cernida
Instrucciones
  1. Precalentar el horno a 175º.
  2. Preparar dos bandejas de horno con papel mantequilla o con lámina de silicona.
  3. En un bol batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla esté muy cremosa, con ayuda de una espátula de goma raspar los bordes para asegurarse que todo está incorporado.
  4. Incorporar la vainilla.
  5. Agregar uno de los huevos, batir hasta incorporar y luego agregar el otro huevo. La mezcla puede verse un poco cortada pero con la adición de la harina se arregla.
  6. Agregar la mitad de la harina, incorporar y luego agregar la otra mitad. Es importante manipular lo menos posible la masa cuando se agrega la harina, porque si se batiera o mezclara mucho se desarrollaría el gluten y las galletas quedarían duras.
  7. Poner en la manga con la boquilla estriada, la mitad de la masa. Formar palitos de unos 3 cm de largo en las latas preparadas.
  8. Llevar al horno alrededor de 10 minutos, hasta cuando comiencen a dorarse levemente los bordes. Dejar enfriar un poco en la lata antes de pasarlas a una rejilla.

 

Comenta, pregunta, o lo que se te ocurra...

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *