m

Me encanta la acuarela, desde que partí hace catorce años en esto de la ilustración he trabajado con ella. Es la técnica que más “se me da”.

Una de las cosas que primero aprendí fue que en la acuarela la calidad de los materiales es fundamental. Trabajar con pinturas y papeles de mala calidad puede ser muy frustrante y pueden truncar nuestras ganas de incursionar más en esta técnica.

Elegir calidad sobre cantidad. Mejor armar una paleta de pocos colores de una buenas acuarelas que todo el arcoiris de unas malas, más que mal mezclando podemos llegar a una amplia paleta de colores.

Mi recomendación es elegir acuarelas Cotman de Winsor and Newton o  Van Gogh de Royal Talens. Ambas son la línea grado estudiante de estas marcas que tienen, a su vez, líneas profesionales de una pigmentación mayor pero tambien de precios más caros.

En el colegio nos enseñaron que hay tres colores primarios y que mezclándolos podemos hacer todos los otros colores. Esto es una verdad a medias o simplificada, porque al trabajar con pinturas los colores vienen de pigmentos y estos pueden tener un poco de los otros colores, lo que se llama un subtono. Podemos tener un azul cálido, porque tiene subtonos rojos o un amarillo frío que tiene un subtono azul.

Para armarse una paleta lo más flexible posible hay que elegir colores primarios lo más limpios posibles. Creo que azul Cobalto, Amarillo Cadmio pálido y Carmesí de Alizarina, son un buen trío.

En lo personal además me encanta trabajar con Azul Indigo, con el Siena Tostada Natural o el Amarillo Ocre especialmente para hacer color piel y otro de mis favoritos es el Rosa Permanente, que es un color muy saturado y logra mezclas muy vibrantes.

Teniendo ya la paleta con los tres colores primarios un buen ejercicio para adentrarse en la magia del color es pintar una rueda de color. Mezclando primario con primario logramos los secundarios y agregándole a ese secundario más de uno de sus componentes, tenemos un terciarios.

Abajo dejo un imprimible con la pauta.

Comenta, pregunta, o lo que se te ocurra...

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *