m

Y seguimos en la casa, cuidándonos y cuidando a los demás.
Aquí tratando de hacer esta reclusión lo más llevadera posible, no hay recetas ni fórmulas perfectas, esto es algo excepcional y hay que tratar de adaptarse sin perder la cordura. Ya habrá tiempo para todo lo pendiente.

 

 

Descargar La ciudad

Comenta, pregunta, o lo que se te ocurra...

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *