m

image

Tener croquera (o croqueras) es un mandamiento para un ilustrador, o para quien aspire a serlo.

En mi casa tengo varias croqueras dando vueltas. Son la principal herramienta para trabajar ideas y conceptos de los proyectos que tengo en carpeta y para soltar la mano.

image

Para hacer mis croquis más sueltos, uso el lápiz Nero soft o extrasoft (hay varios dando vuelta en mi hogar también). Es un especie de lápiz de carboncillo pero al aceite, da un color negro muy intenso y casi no se puede borrar.

image

También estoy usando mucho el Pentel Aquabrush con acuarela negra, tengo uno grueso y uno de punta media. La acuarela es una Cotman de Winsor and Newton que se me secó, abrí el tubo y la guardé en una mini latita. Es un sistema muy portátil, con esas dos cosas más un pedazo de toalla de papel, puedo trabajar en cualquier parte. Lo que si, hay que usar una croquera para técnicas húmedas. Uso una marca Strathmore que tiene las hojas gruesas y levemente texturadas, traen prepicado para desprenderlas fácilmente. SI bien, no me gusta sacar hojas,  podría ser útil al momento de escanear ya que el anillado puede hacer difícil que las hojas queden planas.

 

Comenta, pregunta, o lo que se te ocurra...

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *