m

Estamos claros que cada persona es un mundo. En mi caso tengo dos personitas que criar y alimentar, y ambas son totalmente diferentes.

Mientras una es feliz con arroz con huevo, la otra es más exigente y es un desafío constante a ampliar mis límites creativos en la cocina doméstica.

Digo doméstica, porque por un lado están las celebraciones y reuniones de fin de semana, y por otro lado está el día a día, donde la urgencia de la rutina me lleva a veces a echar mano de la caja de caracoquesos que tengo guardada en la despensa.

Cuando los desayunos son tema, las colaciones también son tema y sobre todo el tiempo en la mañana es un gran tema, hay que buscar una forma de solucionar, aunque sea unos días a la semana, el problema.

En Chile los queques son queques, ya sean redondos, rectangulares o individuales, no hacemos diferencias. Yo saco muchas recetas de Pinterest en inglés y he descubierto que hay un mundo de queques. Están los conocidos cupcakes, los muffins, los breads, pound cakes, cakes a secas, etc.

muffinsmanzana

Los muffins son quequitos individuales que en una traducción al español serían como panecillos. Son de elaboración sencilla, ya que no necesita batidora ni técnicas de repostería especiales. La mayoría es: Mezcle los ingredientes secos, mezcle los ingredientes húmedos, junte todo sin revolver mucho y al horno!

 



Muffins de limón

2 tazas harina (puede ser 1 integral + 1 normal)
1 ½ cdta. polvos de hornear
¼ cdta. bicarbonato
¾ taza azúcar
½ cdta sal
1 taza de leche a temperatura ambiente
2 cdas. jugo de limón
1 cdta. esencia vainilla
¼ taza aceite vegetal
2 huevos
Ralladura de un limón

Glasé
½ taza azúcar flor
Jugo de ½ limón

Precalentar el horno a 200°
Preparar moldes de quequitos, enmantequillando o poniendo cápsulas de papel.
Mezclar la taza de leche con las dos cucharadas de limón, dejar reposar 5 minutos para que se corte.
En un bol grande, mezclar los ingredientes secos (harina, polvos, bicarbonato, sal y azúcar). Agregar la ralladura y mezclar. Reservar.
En un bol mediano, mezclar la leche cortada, vainilla, huevos y aceite.
Agregar la mezcla húmeda a los ingredientes secos, incorporar con una cuchara de palo. No sobremezclar, un batido ligeramente grumoso está ok.
Rellenar los moldes previamentes preparados hasta ¾ de su capacidad, el batido alcanza para 12 muffins de tamaño regular.
Hornear por 5 minutos a 200°, bajar la temperatura a 175° sin abrir el horno, y hornear por 15 minutos más, o hasta que al introducir un mondadientes salga limpio. Estar atento para que no se pasen, no hay que esperar a que se doren, si el mondadientes sale limpio, están.
Enfriar los muffins sobre una rejilla antes de poner el glaseado.
Para el glasé, mezclar el azúcar flor con el jugo de limón. Debe quedar no muy espeso. Con una cuchara pequeña poner el glaseado a los muffins.



Muffins de manzana
2 tazas harina (puede ser 1 integral + 1 normal)
1 ½ cdta. polvos de hornear
¼ cdta. bicarbonato
¾ taza azúcar
½ cdta sal
1 cdta. canela en polvo
1 taza de leche a temperatura ambiente
1 cda. vinagre de manzana o vinagre blanco.
1 cdta. esencia vainilla
¼ taza aceite vegetal
2 huevos
1 taza manzana verde pelada y cortada en cubitos pequeños

Topping
¼ taza avena
1 cda. azúcar
1 cdta. canela
1 cdta aceite

Precalentar el horno a 200°
Preparar moldes de quequitos, enmantequillando o poniendo cápsulas de papel.
Mezclar la taza de leche con la cucharada de vinagre, dejar reposar 5 minutos para que se corte.
En un bol grande, mezclar los ingredientes secos (harina, polvos, bicarbonato, sal, canela y azúcar). Reservar.
En un bol mediano, mezclar la leche cortada, vainilla, huevos y aceite.
Agregar la mezcla húmeda a los ingredientes secos, incorporar con una cuchara de palo. No sobremezclar, un batido ligeramente grumoso está ok.
Rellenar los moldes previamentes preparados hasta ¾ de su capacidad, el batido alcanza para 14 muffins de tamaño regular.
Mezclar los ingredientes del topping y espolvorear ligeramente cada uno de los muffins.
Hornear por 5 minutos a 200°, bajar la temperatura a 175° sin abrir el horno, y hornear por 15 minutos más, o hasta que al introducir un mondadientes salga limpio. Estar atento para que no se pasen, no hay que esperar a que se doren, si el mondadientes sale limpio, están.

Comenta, pregunta, o lo que se te ocurra...

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *