m

Niños a cocinar!

Invitar a los niños a cocinar suena como el mejor panorama, pero cuando uno lo piensa dos veces parece el preludio de un desastre. Hay que prepararse sicológicamente, sacar nuestro lado zen y lanzarse a la aventura. Puede que quede harina en el piso y en la ropa, pero vale la pena. Estas galletas son […]